LO QUE LOS OTROS NO SE ANIMAN A DECIR



A veces a través del humor, otras de la mano del drama y de la tragedia, Nena Córdoba y sus compañeros de trabajo incluyen en cada uno de los espectáculos un posicionamiento político y social. No siempre está tan expuesto, pero cada vez que salimos de una de sus puestas nos quedamos pensando.

Dos de los integrantes de Grupo NN nos ofrecen una mirada tanto del teatro actual como del ambiente artístico de Salta.

Daniel Gauna y Alejandro Vieyra se dejan entrevistar.

¿Qué visión tienen del teatro en Salta?

Alejandro: Es muy variado, desde el vamos, el teatro que hay acá es independiente. Es el sudor de cada uno de los integrantes de cada grupo. Algunos, por supuesto, trabajando y mediando con el Instituto Nacional de Teatro que puede ayudar económicamente para hacer las producciones y otros que no.

NN ya está identificado con un estilo y una estética. Siempre va a desplegar esa bandera, lo viene haciendo constantemente desde hace ya 6 años con los dramas y las comedias que puso en escena.

Años atrás los grupos independientes eran un montón. Creo que fueron desaparecieron, por las circunstancias que la misma vida te va sorteando. Yo creo que los grupos que están actualmente son los que quieren seguir apostando al teatro, al arte y a la cultura. Espacio Teatro ya tiene 25, aplaudo la permanencia, la constancia, que siga en pie.

Daniel: A mí me encanta hablar de teatro, pero en realidad, hacer teatro me parece mucho más valioso. Que trabajemos, sobre todo, que trabajemos juntos para hacer teatro. Yo lo que veo en el ambiente es que están todos cuidándose las espaldas

¿Y ustedes no?

Daniel: Yo no quiero cuidarme las espaldas. Justamente, el asunto es que uno está temiendo que aparezca el cuchillo con el mejor amigo. Las personalidades de quienes hacen teatro suelen ser cerradas y se tiende mucho a la hipocresía. Las personas que hemos trabajado en NN siempre intentamos ser frontales, hablar de frente con respecto a algún tipo de inconveniente que hayamos podido tener, es difícil, sobre todo cuando el otro no tiene la apertura o no tiene el corazón para poder entender esto.

Alejandro: De hecho, Juguete a rayas está hecha conjuntamente con La Patota Teatral, con uienes congeniamos hasta ideológicamente y, más que nada, humanamente. Se pudo llevar a escena una obra y, no solamente la obra, sino todo lo que deja en el camino: los ensayos, quedarte a una sobremesa.

Empezás a relacionarte humanamente con el otro colega y encontrás que no solamente es un compañero.

¿Cuál es la particularidad que diferencia a NN del resto?

Alejandro: Lo que más identifica al grupo es la frontalidad, con lo que uno hace artísticamente y con lo que presenta en el escenario. Hay una coherencia en lo que ves como artista y lo que decís fuera de artista.

Daniel: Desde mi punto de vista es un grupo que abre las puertas y quiere permearse con los actores y artistas del teatro de Salta. La pregunta es por qué nadie quiere abrirlas, por qué nadie quiere cruzar el umbral.

Mientras más seamos los que estemos haciendo teatro y co-creando, co-gestando momentos teatrales mejores amos a ser. Creo que nos une como personas, nos enriquece como seres humanos, más allá del resultado artístico.

Alejandro: Se completa todo cuando hacés teatro y contás lo que vos pensás. Usás el teatro como una herramienta de comunicación y si vos querés denunciar,si querés disentir, con tus opiniones, con tus ideales, todo se hace mucho más interesante y mucho más rico.

¿Cuál es la postura ideológica de NN? ¿Comunicar qué?       

Alejandro: Cuenta lo que los otros no se animan a decir o a contar.

Daniel: El mismo nombre del grupo habla de los desaparecidos, hablamos y tocamos cosas que no se ven a simple vista o se las trata de ocultar. Porque da miedo, provocan una molestia natural, porque a nadie le gusta ver cómo un hermano se pierde en la droga, en internet o en la televisión. A nadie le gusta hablar de eso. Pero el teatro es el lugar en donde es necesario hablar y plantearse estos conflictos en forma de pregunta: ¿qué podemos hacer para cambiar esto? No generando soluciones. Las soluciones la podemos encontrar entre todo. Eso es el teatro, una mano tendida hacia el otro para que pensemos las cosas entre los dos, porque sino es como jugar al líder y ya vimos cómo terminan las historias que siguen a un líder.

Fuente: Revista Encultura N° 16

[signoff predefined=”Signoff 1″ icon=”brush”]Texto: Luciana Cassina – Foto: Facundo Vilardel[/signoff]

Anterior "ESTO NO ES PARA PICONES"
Siguiente ENTRE EL NACIMIENTO Y LA CRIANZA