RETROSPECTIVA DE UNA GESTIÓN



Lo más fácil es hacer una lista de las cosas que faltan por hacer, de las áreas que no se tocan, de las expresiones artísticas relegadas. Cada uno, en su rama, sabe qué hizo o que dejó de hacer el gobierno y tendrá sus reclamos o sus grandes agradecimientos. Lo más difícil es mirar hacia atrás y acordarse de qué es lo que estuvo pasando, cuáles fueron las actividades que generó o apoyó la gestión, cuántos festivales gratis hubo y que propuestas inclusivas tuvimos durante estos últimos años.

CULTURA DA LA NOTA

Desde el año 2011 el Ministerio de Cultura y Turismo organiza eventos musicales mensuales. El último miércoles de cada mes suben al escenario del Teatro Provincial un artista nacional junto a uno de acá. No sólo es una oportunidad importante para el público local, que puede acceder a evento con una entrada vendida a un precio accesible ($10 en 2011 y $15 en 2012, $20 en 2013 y $40 en 2014) sino que también los músicos comparten su creaciones con bandas o cesionistas de los que, muchas veces, son fanáticos.

Ya pasaron por el ciclo compositores como Javier Malossetti, La bomba del tiempo, Virus, Pedro Aznar, David Lebón, Lisandro Aristimuño, Ataque 77, Fabiana Cantillo, Hila Lizarazu y Gillespi, entre muchos otros. A nivel local formaron parte de la grilla Rompe Catre, Lobo de Bar, Chinato Torres, Ajustemulabanda, Las Wifi`s y Gauchos de Acero. Salteños con poca y mucha trayectoria tuvieron la misma oportunidad de tocar ante salas llenas.

LA CULTURA NO DUERME

Propuesta que también cuenta con varias ediciones, este evento se realiza durante la primera quincena del mes de diciembre y nos presenta a los cuerpos estables de la provincia: Ballet Folcklórico, la Orquesta Sinfónica y el Ballet Clásico. También cambian el horario de apertura de los museos y, un día específico, se encuentran a disposición del público entre las 18 y 12 de la noche.

Todos estos programas se realizan después de que baja el sol y al aire libre (siempre y cuando no llueva), aprovechando el clima cálido de la época del año. La apuesta del 2012 se agrandó e incluyeron el último concierto de “Cultura da la Nota” en el programa y lo hicieron en la explanada del Cabildo. En el 2013 incluyeron a todas las bandas que habían participado del ciclo que se lleva a cabo el último miércoles de cada mes, también en un espectáculo a cielo abierto.

FONDO CIUDADANO DE DESARROLLO CULTURAL

Invita tanto a municipalidades como a instituciones y personas relacionadas a la cultura a presentar sus proyectos en dos épocas del año. Se hace una selección de los más sobresalientes y se les otorga un subsidio para su realización. Ya son más de 350 proyectos los seleccionados de los cientos que fueron presentados por hacedores culturales de toda la provincia. Se otorgaron créditos (que no deben devolverse) de entre $8000 y $30000, según cada caso. En este 2015 los montos concursables aumentaron, por lo que las posibilidades de concretar proyectos son mayores.

Posterior a la entrega del dinero se lleva a cabo un seguimiento de los beneficiarios, quienes deben presentar mensualmente los avances de sus proyectos. Así puede realizarse la correspondiente evaluación y un análisis del resultado de los mismos.

TECNICATURA EN GESTIÓN SOCIOCULTURAL

Después de varios años de estar aprobado el proyecto, por fin en 2013, se comenzó a dictar la Tecnicatura en Gestión Sociocultural. La provincia ahora tiene una institución que prepara a sus integrantes para ingresar al campo con conocimientos teóricos que podrán sumarse a los que adquieren en la práctica diariamente.

Además de ser un espacio académico, la nueva carrera en la que pueden desarrollarse los salteños, también cuentan con un nuevo ámbito de debate, discusión y análisis, el que a su vez dará lugar a la generación de nuevos proyectos.

Muchas otras actividades son fomentadas y promocionadas desde el Ministerio de Cultura y Turismo. Organismo público que cambió su nombre (antes era Ministerio De Turismo y Cultura) para visibilizar la relevancia que ha decidido darle a la cultura esta nueva gestión. Igual, claro, siempre queda mucho por hacerse.

Acá algunas preguntas sobre las que podríamos sentarnos a reflexionar: ¿Los más chicos conocen los museos? ¿Estas instituciones están preparadas para recibirlos? ¿La escuela los lleva? ¿Cuánto cuesta una entrada al teatro? ¿Es accesible su precio? ¿Qué actividades hay al aire libre? ¿Cómo se fomenta la cultura? ¿Algún sector se siente excluido? ¿El dinero está correctamente invertido? ¿Qué cambios notamos desde que asumió la última gestión?

Anterior DARIO DE VIAJE
Siguiente COMO UNA RELIGIÓN